MEJILLAS DE CERDO

Ingredientes (para 4 personas):

4 mejillas de cerdo
1 cebolla
25 gramos de jamón serrano del país
2 o 3 tomates maduros
un chorrito de vino negro (a ojo y según el gusto)
200 gramos de zanahorias
3 alcachofas
25 gramos de almendras tostadas
1 ajo
perejil
sal
1 hoja de laurel
1/4 de litro de caldo

Sazonar las mejilas de cerdo y dorarlas en una cazuela con un poquito de
aceite. Reservar.

En la misma cazuela que se han dorado las mejillas, y con el mismo aceite,
sofreir una cebolla picada bien pequeña y añadir el jamon serrano cortado a
trocitos pequeños y el tomate rayado y sin las pepitas (no hace falta que
las saqueis todas!!!). Cuando se haya reducido un poco, añadir el vino
negro y dejar reducir y que se evapore. (No olvidar de ir añadiendo sal a
todos los ingredientes que vayamos introduciendo en la cazuela).
Hacer una picada con las almendras tostadas, el ajo y el perejil. Diluir
con un poquito de caldo y añadir a la cazuela.

Introduir de nuevo las mejillas de cerdo en la cazuela con una hoja de
laurel y el resto del caldo.

Cocer todo esto tapado en el horno durante una media hora (ya vereis cuando
está cocido del todo).

Mientras estén las mejillas en el horno hervir las zanahorias cortadas a lo
largo, con una cucharadita de azúcar, hasta que estén tiernas. Añadir a la
cazuela.

Hervir las alcachofas limpias de las hojas más feas y cortadas por la
midad, con agua y un poco de sal. Una vez hervidas enharinar y freir en una
sartén con aceite bien caliente. Cuando falten cinco minutos para terminar
la cocción de las mejillas de cerdo añadir a la cazuela.