EL OCTAVO DE KAREN ENGELMANN

Ante todo, que nadie se asuste. El Octavo es una novela histórica situada en el gobierno de Gustavo III en Suecia, algo que a la mayoría de la gente no le va a decir absolutamente nada, así que convendría situarlo también, como hace la autora, con los inicios de la Revolución Francesa. Gustavo III fue un rey absolutista, pero que impuso ciertas mejoras en la vida social de su país, para como estaba antes, claro. Pese a todo, su mandato estuvo lleno de controversia y contó con una fuerte oposición que acabó finalmente con su vida.
Así pues, el Estocolmo bajo el reinado de Gustavo III, al mismo tiempo que nacía en Europa la revolución contra el absolutismo, hervía en conspiraciones, espías, soldados de fortuna y buscavidas, todo un mundo que Engelmann retrata con acierto. Pero vayamos al tema principal, ¿qué es el Octavo?
Bien, tampoco se puede hablar demasiado sin estropear el libro. Dejémoslo en que es un tipo de arte adivinatorio en el que hay ocho personajes implicados en el futuro de quien recibe la lectura a través de las cartas. Es a través de un joven buscavidas y sus ocho ayudantes que la narración avanza, mostrando numerosas conjuras y buceando en historias que en principio pueden parecer banales, como la de los abanicos, y que luego ganan en complejidad.
El Octavo es una novela original, cuyo tratamiento de la historia es más que correcto y no pierde las ganas de sorprender. Los personajes están bien llevados y la idea de las cartas adivinatorias está muy bien resuelta. Su único defecto, el ritmo, que en ocasiones se hace algo lento. Por lo demás, un libro recomendable para los amantes de la novela histórica llena de conspiraciones con un toque diferente.