MAREA VIVA

La marea viva llegó súbitamente. La altura de las olas aumentaba con cada pasada y el agua cubría la cabeza, metiéndose en la boca y la nariz de la mujer. Tragó agua y al volver la cabeza recibió una nueva ola en el rostro. Una de las figuras se acercó a ella y se puso en cuclillas. Sus miradas se...