CAMARON QUE SE DUERME SE LO LLEVA LA CORRIENTE. ANDRES RABAGO

Así pues, cegados y ensordecidos por los medios audiovisuales y mudos por el uso reiterado de palabras e ideas ajenas, resulta necesario apartarse de esa arrolladora corriente y a salvo en cualquiera de sus riberas, ver pasar su estruendo y echar una mano o acercar una rama a aquellos que, arrastrados por las enloquecidas aguas, pidan ayuda....



Concedido Premio Nacional de Ilustración.